¿Quién Ocupa Tu corazón?

Dame, hijo mío, tu corazón, Y miren tus ojos por mis caminos. Prov. 23:26, RV-1960

¿Quién ocupa tu corazón? ¿Dios, los placeres de este mundo, tus amistades? ¿Quién?

La persona o cosa que ocupa tu lugar es tu dios. Si Dios ocupa tu corazón entonces Dios es tu Dios. Pero si no es Él quien ocupa tu corazón entonces lo que lo ocupe es tu dios y a este servirás.

Debes tomar una decisión y decidir que nada ni nadie tomará el lugar de Dios en tu corazón. Si lo haces recibirás bendiciones de Dios porque te dedicaras a servirle y a hacerle fiel. Dios promete bendecirte si eres obediente a Su Palabra. Para eso Él debe ocupar todo tu corazón.

Él Señor dice en Proverbios 23:26 le des tu corazón y que tus ojos miren por Sus caminos. ¿Ahora, esto para toda persona? Bueno eso debería ser el caso. Pero no lo es. Vez, dice “Dame, hijo mío, tu corazón”. Todos somos creados por Dios, pero NO todos somos hijos de Dios. Solo los redimidos son hijos de Dios. Por lo tanto, esto va dirigido a aquellos que ya han entrado a un pacto con Dios de la Redención por la sangre redentora de Jesús. Solo para los salvos por fe.

¿Eres salvo? Si no lo eres, entonces decide hoy mismo… en este instante a arrepentirte de tus pecados, confesarlos al Creador y pedirle perdón y que te salve en el Nombre De Jesús el Mesías. Luego de ser salvo entonces ya eres hijo de Dios y le puedes entregar tu corazón para que Él te guie en Sus caminos.

Tus ojos mirarán cosas nuevas porque tendrán una nueva perspectiva. Una perspectiva del Reino de Dios y del Cordero.

Vamos, que esperas arrepiéntete ya dale tu corazón a Dios para que sea Él quien lo ocupe y para que tus ojos miren por Sus caminos.

Mas Dios encarece su caridad para con nosotros, porque siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” Romanos 5:8

¿Qué Exige Jehová de Ti?

¿Qué exige Jehová de ti? ¿Cómo responderás tú?

Dame, hijo mío, tu corazón, y miren tus ojos por mis caminos. Prov. 23:26, RV1909

¿Qué espera Jehová de cada persona que confía en Él?

(véase Deuteronomio. 10:12, Miqueas 5:8)

Adonaí te está pidiendo la obediencia a Su Palabra. Sin obediencia no podemos ser bendecidos. Si tú has tenido la bendición de entender que eres pecador o pecadora y te has arrepentido de tu pecado, lo has confesado ante Dios y le has pedido perdón y salvación, Él ha cumplido Su Palabra y te ha limpiado de tu pecado y te ha librado de la condena de la Ley, la cual es: la muerte espiritual en el Infierno y el Lago de Fuego y eso en tormentos para siempre jamás.

Además, Adonaí ha borrado tu pasado y Él te mira como si nunca hubieres cometido pecado. Tu historia en Su Libro de La Vida aparece como una página blanca – tan blanca como la nieve acabada de caer del cielo. Esto no sucede porque eres bueno o buena. Sino todo es porque la sangre preciosa de Yeshúa ha limpiado tu pecado y te ha dado una nueva vida. Una vida comprada por Él y que culminará en el Reino milenario con un cuerpo glorificado sin corrupción y que será para toda una eternidad.

Sin embargo, mientras estamos en este cuerpo terrenal, y aun no hayamos enfrentado la muerte física, es nuestro deber el obedecer a Su Palabra. Tenemos que leerla cuidadosamente todos los días. Tenemos que leerla por complete de Génesis hasta Apocalipsis, verso por verso y libro por libro… y obedecer lo que se nos muestre.

Tenemos que orar y pedirle al Espíritu Santo, Quien reside en nuestro corazón (porque nos convertimos en el Templo de Dios al momento de ser salvos), a que nos ayude a entender las Escrituras e iluminar nuestro entendimiento para poder obedecer los mandatos e instrucciones que allí se encuentran.

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 2 Cor. 5:17

¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?  (17)  Si alguno violare el templo de Dios, Dios destruirá al tal: porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es. 1 Cor 3:16-17

Para obedecer a Jehová solo tienes que ser honesto contigo mismo o misma y decidir que harás lo que la Biblia dice, aunque pierdas amistades y tus propios parientes te acusen de ser fanático o fanática. Verás que Dios te bendecirá por serle fiel.

¿Andáis en Tinieblas o en La Luz? … ¿Como Saberlo?

Lee este capitulo y luego lee el comentario abajo para ayudarte a caminar en la Luz.

1ª Juan, Capítulo 1, Versículos 1-10, RV1909

LO que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos mirado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida; (2)  (Porque la vida fué manifestada, y vimos, y testificamos, y os anunciamos aquella vida eterna, la cual estaba con el Padre, y nos ha aparecido;) (3)  Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros: y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo . (4)  Y estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido. (5)  Y este es el mensaje que oímos de él, y os anunciamos: Que Dios es luz, y en él no hay ningunas tinieblas. (6)  Si nosotros dijéremos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no hacemos la verdad; (7)  Mas si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión entre nosotros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. (8)  Si dijéremos que no tenemos pecado, nos engañamos á nosotros mismos, y no hay verdad en nosotros. (9)  Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para que nos perdone nuestros pecados, y nos limpie de toda maldad. (10)  Si dijéremos que no hemos pecado, lo hacemos á él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.

Si has leído este capítulo, habrás notado que te explica sencillamente como saber si andas en las tinieblas o en la Luz. Asegurate de que andas en la Luz. Si necesitas mas detalles o ayuda escríbenos usando el formulario de correo.

Sencillamente para andar en la Luz hay que reconocer que uno es un pecador, arrepentirse de serlo, confesárselo a Dios y pedirle perdón y aceptar el regalo de salvación (perdón – ser redimido del pecado) obtenido por la Sangre Preciosa de Yeshúa (Jesús) derramada en la cruz del Calvario por nuestros pecados. Luego hay que bautizarse por inmersión como un testimonio publico de la Nueva Vida en Mesías.  El bautismo es el 1er paso de fe de un creyente. Sin este no hay bendición de Dios porque andamos en desobediencia.

Luego de ser salvos continuaremos pecando de vez en cuando (pero nunca estaremos felices de pecar).  Por eso este capítulo nos da el remedio. LÉELO completo varias veces. Léelo despacito. Al pecar, confiésalo, arrepiéntete y pídele al Señor que te perdone y Él lo hará

Haciendo esto andarás siempre en La Luz y no en las tinieblas. ¡Bendiciones!

La Voz Misionera

¡La Decisión Más Importante de Tu Vida!

cielo / infierno

El Cielo o el Infierno

Si murieras en los próximos 5 minutos, ¿sabes con certeza dónde pasarías la eternidad? ¿Sabes que sabes que lo sabes?

Puedes nacer dos veces y morir solo una vez o puedes nacer una vez y morir dos veces. ¿Cuál será?

Si tu no sabes o no estás seguro… entonces depende de ti asegurarte. Nadie más puede tomar esa decisión por ti. Puedes decir que no te importa. Créeme una fracción de milisegundo después de tu muerte te arrepentirás de no haberlo tomado en serio.

¿Cómo puedo, estar seguro? Puedes preguntarte. Tal vez digas que me equivoco. Bueno, asumamos que me equivoco. ¿Qué tienes que perder? Nada.

¿Pero asumamos que tengo razón y que hay un futuro y una eternidad eterna? Entonces, ¿qué pierdes y qué ganas? Pierdes un hogar eterno en el Cielo en presencia del Rey de reyes, Señor de Señores y el Único Dios Verdadero. Creador y Sustentador de su Creación.

¿Qué ganarías? El Infierno y el Lago de Fuego. Un lugar de tormento eterno, oscuridad, dolor, sufrimiento, sed y mucho más.

¿Ahora dime, vale la pena confiar y creer, por fe, en que hay un lugar como el Cielo y también un lugar llamado Infierno?

En una Biblia (cualquier modo… imprimida o digital) por favor busca los siguientes versículos. Medita sobre ellos. Piensa en su mensaje. Debes actuar antes de que sea demasiado tarde.

Isaías 53 (y toma nota de los versículos 5-7); Juan 3:14-16, 36; 10:11; 14:1-6; Romanos 3:9-23; 5:1-8; 6 (especialmente el versículo 23); Efesios 2:8-9; Apocalipsis 3:19-22; 20:7-15.

Para que cualquiera vaya al infierno… él o ella no tiene que hacer absolutamente nada. Todos nacemos con un boleto de ida al infierno. Dios es misericordioso y nos da a todos múltiples oportunidades para cambiar ese boleto de ida al Infierno por un boleto de ida al Cielo (Reino). Sin embargo, estas oportunidades para el intercambio expiran o terminan en el momento en que una persona muere. Una vez que una persona muere, y si no ha actuado, se irá al infierno en el momento en que tome su último aliento en este lado de la eternidad. El resto de su eternidad se pasará en el Infierno y luego, en el Gran Juicio del Trono Blanco será arrojado al Lago de Fuego.

Así que, amigo mío, actúa ahora antes de que sea demasiado tarde. Nadie (tú o yo) tiene la seguridad de que estaremos vivos al minuto siguiente. Cualquiera de nosotros puede expirar (morir) en un abrir y cerrar de ojo.

Entonces, ¿cuál será tu decisión? Rechaza el mensaje del Evangelio e irás al infierno o acepta la oferta gratuita de salvación y cambia (redime) tu boleto al Infierno por un boleto que va al Cielo. El precio de su redención ha sido pagado en su totalidad por Yeshúa (Jesús) el Redentor cuando murió en la cruz del Calvario hace unos 2.000 años. Fue enterrado y tres días más tarde derrotó a Satanás y salió de la tumba el Día de la Resurrección y está vivo para siempre jamás. Murió para que tú y yo pudiéramos vivir. Él está regresando para reunir a aquellos que han confiado en Él por fe. Estos son los salvos que pasarán la eternidad con Él en la Tierra Nueva y el Nuevo Cielo. Viviremos con Él eternamente en la Nueva Jerusalén Véase Apocalipsis 21-22).

Pésaj (פסח)

Pésaj (פסח)

Pésaj o Pascua también es conocida como la Fiesta de la Redención. Siempre se celebra el día 14 de abib en el calendario bíblico. Esta es una Fiesta Bíblica muy importante. Esta fiesta es el ejemplo perfecto de la Obra Redentora de Yeshúa (Jesús). Aquí les dejo un primer escrito sobre esta Fiesta Bíblica tan importante. Espero añadir más durante los próximos días.

La Biblia dice en Juan 1:29 (RV- 1909): “El siguiente día ve Juan á Jesús que venía á él, y dice: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.”

La Biblia también dice: “El siguiente día otra vez estaba Juan, y dos de sus discípulos. 36 Y mirando á Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios. – Juan 1:35-36 (RV- 1909).

La Fiesta de Pésaj conmemora el éxodo de Egipto después de la muerte de los primogénitos. Ver, Éxodo capítulos 12 y 13. El día 14 de abib es el “Día de Preparación” donde se mata el cordero y se prepara la comida de Pésaj (Pascua). La comida de Pésaj se come cuando llega la puesta del sol, que en el calendario bíblico y judío da comienzo al siguiente día, día 15 de abib.

De acuerdo con Levítico capítulo 23, desde el día 15 hasta el día 21 del mes de abib se celebra la Fiesta de Panes sin Levadura. El primer (15) y el ultimo día (21) se consideran como un Shabbat (Sábado) y las leyes de la observancia del 7mo Dia como Shabbat o Dia de Reposo son observadas pero con menos restricciones que en el Shabbat regular de la semana. En el libro de Juan vemos como se describe este día como un “día de gran solemnidad (RV-1960) o Gran día del Sábado (RV-1569, 1602 y 1909)” Ver copias de los versículos aquí abajo:

Juan 19:31 (RV1960) Entonces los judíos, por cuanto era la preparación de la pascua, a fin de que los cuerpos no quedasen en la cruz en el día de reposo (pues aquel día de reposo era de gran solemnidad), rogaron a Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados de allí.

Juan 19:31 (RV-1909)  Entonces los Judíos, por cuanto era la víspera de la Pascua, para que los cuerpos no quedasen en la cruz en el sábado, pues era el gran día del sábado, rogaron á Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados.

Juan 19:31 (RV 1569 y 1602)  Entonces los Iudios, porq̃ los cuerpos no quedaßen en la Cruz en el Sabbado: porque entonces era la viſpera de la Paſcua: porque era el gran dia del Sabbado, rogaron à Pilato que ſe les quebraßen las piernas, y fueßen quitados.

Esto quiere decir que Yeshúa (Jesús) no pudo haber muerto un viernes. Esto es imposible y no concuerda con las Escrituras. Estudiando bien detalladamente los cuatro Evangelios y usando las instrucciones dadas en Éxodo y Levítico podemos ver que Yeshúa tuvo que morir un miércoles y resucito a la puesta del sol el Dia Séptimo que en el calendario bíblico equivale al comienzo del Primer Dia de la semana.

Yeshúa cumplió Su Palabra. El dijo que la única señal que El daría seria la Señal del Profeta Jonás y que como Jonás estuvo tres días y tres noches en el vientre del gran pez; que asímismo el Hijo del Hombre estaría tres días y tres noches en el corazón de la tierra y luego resucitaría de entre los muertos. Solamente muriendo un miércoles podría Yeshúa cumplir esta señal y profecía de permanecer tres días y tres noches en la tumba y resucitar después del tercer día.

Tenemos que ser como los creyentes de Berea. Ellos se iban a sus casas y verificaban en la Escritura si lo que se les estaba diciendo era cierto y concordaba con Las Escrituras.

¿Eres tú como los de Berea? ¿Crees todo lo que escuchas o lees y buscas en tu Biblia para ver si eso es cierto? Te animo a que hagas tu propio estudio usando la Biblia como tu guía y pidiéndole al Ruaj (Espíritu Santo) a que te guíe y que te ilumine. ¡Si eres sincero o sincera Él lo hará!

SALMO 23

SALMO 23

Salmo de David. JEHOVÁ es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará yacer: junto á aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; guiaráme por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno; porque tú estarás conmigo: tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Aderezarás mesa delante de mí, en presencia de mis angustiadores: ungiste mi cabeza con aceite: mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida: y en la casa de Jehová moraré por largos días.  Salmo 23:1-6 (Reyna-Valera 1909)

JEHOVÁ: El Nombre sobre todo nombre. Nombre que significa El Que Es y Que Fue Y Que Será. El YO SOY… eternalmente viviendo en el presente.

PASTOR: El Buen Pastor cuida por su rebaño y provee todas las necesidades de sus ovejas.

YACER: Las ovejas que yacen en lugares de descanso no tienen necesidad ni preocupaciones de nada porque todo es suplido para estas por su Pastor.

CONFORTAR: Las ovejas confían en su Pastor y tienen consolación cuando están lastimadas. Saben que el Pastor les guía por lugares que son seguros y protegidos por Él.

TEMOR: Toda ovejita que depende de su Pastor tiene la seguridad que nada ni nadie le tocará porque el Buen Pastor pone a riesgo Su propia vida para protegerla. Su vara es señal de protección y usada por el Pastor para defenderlas.

ANGUSTIADORES: La oveja confía en su Pastor porque sabe que Él provee todo su mantenimiento y cuidado y ella puede comer tranquila, segura, en paz y en abundancia.

MORAR: Tu y yo (si somos sus ovejas) tenemos la promesa del Buen Pastor de que estaremos con Él para siempre jamás. Tenemos la certeza de que Él proveerá todas nuestras necesidades porque estamos bajo Su misericordia.

DIME

¿Eres tu una de las ovejitas del Buen Pastor? ¿Confías tú en la provisión del Buen Pastor?

RECUERDA: Yeshúa (Jesús) dijo: “Yo soy el buen pastor: el buen pastor su vida da por las ovejas. Juan 10:11 (RV-1909)

Parábola – Semilla y el Sembrador

Preguntas Importantes

¿Qué clase de terreno eres tú? …Y, ¿cómo recibes la semilla?

¿Eres un terreo pedregoso?

Oh ¿quizás serás un terreno lleno de espinos?

¿Permites que se coman las aves la semilla sembrada en ti?

Oh, ¿eres un terreno fructífero que recibe semilla y permite que esta semilla brote y de fruto a ciento por uno?

Lee los versículos y verás la explicación de Yeshúa sobre el significado de las cuatro clases de terreno y como Él lo aplica a la persona que escucha la predicación del Evangelio.

Parábola del Sembrador – Mateo 13.1-9 (Marcos. 4.1-9; Lucas 8.4-8)

Propósito de las Parábolas – Mateo 13.10-17 (Marcos 4.10-12; Lucas 8.9-10)

Jesús Explica la Parábola del Sembrador – Mateo 13.18-23 (Marcos 4.13-20; Lucas 8.11-15)

Mateo 13 – Y AQUEL día, saliendo Jesús de casa, se sentó junto á la mar.

Y se allegaron á él muchas gentes; y entrándose él en el barco, se sentó, y toda la gente estaba á la ribera.

Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí el que sembraba salió á sembrar.

Y sembrando, parte de la simiente cayó junto al camino; y vinieron las aves, y la comieron.

Y parte cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; y nació luego, porque no tenía profundidad de tierra:

Mas en saliendo el sol, se quemó; y secóse, porque no tenía raíz.

Y parte cayó en espinas; y las espinas crecieron, y la ahogaron.

Y parte cayó en buena tierra, y dió fruto, cuál a ciento, cuál á sesenta, y cuál á treinta.

Quien tiene oídos para oir, oiga.

10 Entonces, llegándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas?

11 Y él respondiendo, les dijo: Por que á vosotros es concedido saber los misterios del reino de los cielos; mas á ellos no es concedido.

12 Porque á cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.

13 Por eso les hablo por parábolas; porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden.

14 De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dice: De oído oiréis, y no entenderéis; Y viendo veréis, y no miraréis.

15 Porque el corazón de este pueblo está engrosado, Y de los oídos oyen pesadamente, Y de sus ojos guiñan: Para que no vean de los ojos, Y oigan de los oídos, Y del corazón entiendan, Y se conviertan, Y yo los sane.

16 Mas bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y vuestros oídos, porque oyen.

17 Porque de cierto os digo, que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis, y no lo vieron: y oir lo que oís, y no lo oyeron.

18 Oid, pues, vosotros la parábola del que siembra:

19 Oyendo cualquiera la palabra del reino, y no entendiéndola, viene el malo, y arrebata lo que fué sembrado en su corazón: éste es el que fué sembrado junto al camino.

20 Y el que fué sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y luego la recibe con gozo.

21 Mas no tiene raíz en sí, antes es temporal que venida la aflicción ó la persecución por la palabra, luego se ofende.

22 Y el que fué sembrado en espinas, éste es el que oye la palabra; pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas, ahogan la palabra, y hácese infructuosa.

23 Mas el que fué sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y el que lleva fruto: y lleva uno á ciento, y otro á sesenta, y otro á treinta.

¿Cuál es la condición de tu terreno?

Todos debemos desear ser un terreno fértil donde la semilla cae y es productiva dando una buena cosecha.

También nos debe animar a predicar y compartir el Evangelio sabiendo que por lo menos una de cada cuatro personas con quien compartimos la Palabra puede ser un terreno fértil … que escuche y responda y sea salvo.

¡Shalom y Bendiciones!