Janucá 5782

בס״ד

Janucá 5782

Por. Baruch Korman, PhD.

Traducción: Yosef

5782 חנוכה

Según el Evangelio de Juan capítulo 10, Yeshúa subió a Jerusalén específicamente para la observancia del Festival de la Dedicación, es decir, Janucá. Este hecho confirma a aquellos que aceptan el Nuevo Pacto como Escritura que los ocho días de Janucá tienen un significado espiritual. En otras palabras, los seguidores de Yeshúa no solo deben entender el mensaje de Janucá, sino también observarlo como lo hizo nuestro Señor. Una simple búsqueda en Internet le informará a uno que Janucá celebra una victoria del pueblo de Di-s sobre el perverso Imperio Griego, que fue dirigido por Antiochus Epiphanies. En artículos anteriores se ha señalado que Antíoco es una tipología del anticristo. También se ha enseñado que el mismo espíritu de anarquía que caracterizó a Antíoco también será manifestado por el anticristo. El mensaje principal de la fiesta de Janucá es la liberación.

Uno aprende del pueblo judío que reconoció la autoridad espiritual de Yehuda Maccabee, que con Di-s todo es posible. A pesar de que el pueblo judío fue superado en número y en desventaja en todos los sentidos, su fe en Di-s superó todos los obstáculos y, al final, Di-s proporcionó la liberación, que fue una de las mayores victorias de Israel. La pregunta que debe hacerse es ¿contra qué estaba luchando Israel? La respuesta es la libertad de adorar a HaShem (el SEÑ-R) de acuerdo con la palabra de Di-s.

Espero que puedan ver hoy que las cosas están cambiando rápidamente en todo el mundo. El mismo espíritu anti-Torá se está manifestando actualmente y es una batalla por el control. El enemigo simplemente exige que la gente se someta a él. La Biblia es más clara que al comienzo de los últimos siete años de este mundo (antes del establecimiento del Reino Milenial), el anticristo asumirá el liderazgo de un gobierno mundial. Por lo tanto, no debería sorprendernos que, en preparación para esto, la gran mayoría de las naciones se estén volviendo cada vez más hostiles a las normas que ordena la Biblia. Realmente se reducirá a una pregunta que toda persona tendrá que responder: ” ¿La autoridad de quién vas a reconocer?”

Hoy en día, muchas personas se identificarían a sí mismas como seculares. Ellos no creen en el Único Di-s Verdadero y no se dedican a la adoración. Sin embargo, a medida que el anticristo tome el control de este gobierno mundial, pronto exigirá que TODAS las personas lo adoren. Aquellos que se nieguen a hacerlo serán perseguidos y finalmente ejecutados. Hoy en día, en una cantidad cada vez mayor de lugares, esta persecución ya está teniendo lugar. Obviamente, el anticristo aún no está gobernando ni se ha establecido su imperio, pero el espíritu del anticristo ya está presente en este mundo y está funcionando de manera creciente. La gente está siendo desafiada incluso hoy en día con respecto a su decisión de adorar al Di-s de Israel y a Su Hijo Unigénito.

Se ve claramente durante este tiempo de la “pandemia” que muchos líderes gubernamentales son hostiles a la adoración del Di-s de Israel de una manera parcial. El espíritu del anticristo es un espíritu blasfemo y odia cualquier expresión de adoración verdadera. Los verdaderos creyentes diferirán legítimamente en lo que constituye para ellos la “línea roja”, cuando deben desafiar los mandatos gubernamentales, las leyes, etc.; sin embargo, no se equivoquen, llegará el momento en que todos los verdaderos seguidores del Mesías Yeshúa estarán de acuerdo en que deben resistir este imperio blasfemo. De la misma manera que los creyentes estarán legítimamente en desacuerdo sobre la “línea roja”, también probablemente tendrán algún grado de desacuerdo sobre la forma que tomará su resistencia. Una cosa está muy clara, el anticristo hará una guerra total contra los creyentes.

Comencé este artículo mencionando que Yeshúa subió al Templo en Jerusalén para celebrar el Festival de Janucá. Es muy interesante lo que ocurrió cuando Él estaba en lo que comúnmente se conoce como el Pórtico de Salomón. Aunque hay mucho significado en este pasaje del Evangelio de Juan, solo quiero enfocarme en un aspecto dentro de este relato. El Pórtico de Salomón está muy cerca del Lugar Santísimo. Fue solo después de que Yeshúa entró en este lugar (conocido en hebreo como אולם שלמה y entendido correctamente como Salón de Salomón), que los lideres se le acercaron. Aunque el versículo dice: 

ἐκύκλωσαν οὖν αὐτὸν οἱ Ἰουδαῖοι kai ἔλεγον αὐτῷ, Εως πότε τὴν ψυχὴν ἡμῶν α ἴρεις; εἰ σὺ εἶ ὁ Χριστός, εἰπὲ ἡμῖν παρρησίᾳ.

Entonces los judíos lo rodearon y le decían: ‘¿Hasta cuándo nuestras almas mantendrás en vilo? Si eres el Mesías, dínoslo claramente ‘”. Juan 10:24

Muchas traducciones no entienden que en este versículo el uso del término οἱ Ἰουδαῖοι no se refiere a individuos judíos en general, sino al liderazgo espiritual y gubernamental del pueblo judío que sirvió bajo Roma. Estos líderes no buscaban una respuesta verbal de Yeshúa, más bien su intención era que Él entrara al Lugar Santísimo. Sabían que si alguien que no fuera aprobado por Di-s entraba en este lugar, este moriría. Los líderes nunca consideraron que Yeshúa era el Ungido de Di-s. ¿De dónde se sabe esto? En el siguiente versículo se dice que Yeshúa les había dicho previamente que Él es el Mesías y no le creyeron. Simplemente querían que Él muriera

Este es otro ejemplo de un gobierno que no se somete a la autoridad de Di-s. Los profetas de Israel predijeron tal desobediencia con respecto a Su Primera Venida, pero en los últimos tiempos habrá un cambio muy significativo. La persecución que experimentará el pueblo judío hacia el final de esta era, aunque desagrada a Di-s; sin embargo, lo usará para humillar a Israel y hacer que busquen al Mesías. Cuando todo el mundo se someta al anticristo y sube a Jerusalén para hacer la guerra contra el pueblo judío, Israel demostrará un espíritu arrepentido y clamará por su Redentor. No solo el Mesías Yeshúa aparecerá para Su Segunda Venida y liberará a Israel, sino que también purificará y dedicará el Templo para la adoración durante el Reino Milenial.

Uno aprende esto del profeta Ezequiel capítulo 43 y Daniel capítulo 12. Se le dice al lector que la Gloria de HaShem entrará en el Templo una vez más y que “¡Habitaré en medio de ellos para siempre!” (ver Ezequiel 43:1-9). Obviamente, Di-s solo morará en un lugar Santo y Puro. La base para entender lo que sucederá se revela en las palabras de Daniel,

וּמֵעֵת הוּסַר הַתָּמִיד וְלָתֵת שִׁקּוּץ שֹׁמֵם יָמִים אֶלֶף מָאתַיִם וְתִשְׁעִים׃ אַשְׁרֵי הַמְחַכֶּה וְיַגִּיעַ לְיָמִים אֶלֶף שְׁלֹשׁ מֵאוֹת שְׁלֹשִׁים וַחֲמִשָּׁה

“Y desde el momento en que se quitó el continuo sacrificio y la entrega de la abominación desoladora, 1,290 días. Bienaventurado el que espera y llega a los 1,335 días. Daniel 12:11-12

Al comienzo de los últimos siete años de esta era, el Templo funcionará; sin embargo, después de tres años y medio, el anticristo entrará al Lugar Santísimo y proclamará que Él es Di-s y el Mesías. Este acto ciertamente deshonrará y profanará el Templo, como lo revela el término Abominación Desoladora. Israel rechazará al anticristo como Mesías y Di-s y como consecuencia de esto, comenzará el tiempo de la angustia de Jacob. Aunque HaShem no es la fuente de esta persecución, es claramente la respuesta del anticristo a su rechazo por parte del pueblo judío, y Di-s puede usar este tiempo de dificultad y sufrimiento de Israel para prepararlos para la Segunda Venida de Yeshúa.

El profeta Zacarías habla de un tiempo después de la aparición del Mesías para liberar a Israel de todas las naciones del mundo. Este es un tiempo de purificación y hay indicios de que este tiempo comenzará en Yom Kippur, es decir, el Día de la Expiación (Ver Zacarías 13:1-2). Uno debe recordar que en Yom Kippur el Sumo Sacerdote también limpia (hace expiación) el Templo y sus vasos (ver Levítico 16:14-20).

Según el capítulo 12 de Daniel, se menciona un período de tiempo adicional. El número que uno debe esperar es de 1,260 días. Pero, este período adicional consta de 75 días, llegando a un total de 1,335 días. Se le dice al lector, bienaventurado el que llega a este momento. ¿Por qué sería esto? Hay exactamente 75 días entre Yom Kipur y el comienzo del Festival de Janucá. Janucá celebra tanto la victoria a través de la liberación de HaShem como la dedicación del Templo para un regreso a la adoración basada en la Biblia. Esa adoración ciertamente caracterizará al Reino Milenial. De hecho, uno debe concluir que la Segunda Venida de Yeshúa tendrá lugar, el remanente de Israel se arrepentirá y lo recibirá a Él y al Evangelio y luego, después del período de 75 días, el Reino Milenial comenzará en Janucá.

El Festival de Janucá tiene un gran significado y debe ser estudiado y observado por aquellos que son seguidores del Mesías Yeshúa.

Leave a Reply